Hoy os proponemos un maquillaje de Halloween 2015 muy impactante: el zombi caníbal.

Para hacerlo comenzamos limpiando la cara y aplicando una crema hidratante para facilitar la posterior retirada del maquillaje.

Para realizar este maquillaje necesitas látex, sangre en gel, lápices negro y gris, maquillaje fluido claro (LB de Stage), maquillaje compacto rojo, blanco, negro y morado; pinceles para aplicar y tisúes.

Empezamos preparando el tisú para el uso. Lo vamos a utilizar para hacer los dientes y los labios.

Para los labios sólo tenemos que romper el tisú en cuatro partes y hacer bastones retorciéndolo para que mantenga la forma sólo (4 ó 5 son suficientes).

Para hacer los dientes empezamos doblando el tisú por la mitad, y luego en pico.

Volvemos a doblar el tisú sobre el mismo pico para hacer un triángulo fino.

Aseguramos el triángulo con celo para que mantenga la forma. Intentando que este se vea lo menos posible.

Por último cortamos el triángulo (diente), necesitarás unos 8 dientes si puedes hazlos en varios tamaños pero al menos haz la mitad grande y la mitad medianos para poderlos poner.

Empezamos el maquillaje con los labios, primero la parte superior para que quede simétrico.

Vamos pegando las tiras con látex una vez que nos gusta la posición. Bajamos la siguiente tira desde la barbilla a la clavícula.

Es importante que quede bien pegada la tira. La manera más fácil es ir repasando el látex con un pincel para que no se despegue con el movimiento.

A la hora de cerrar el diseño es muy importante mirar que quede paralelo y recto antes de pegar.

Pegamos la última tira hasta el borde de la primera. Es preferible que sobre tira que quedarse corto.

Con una tijera cortamos el exceso para que quede lo más exacto posible sellando la unión con látex.

Utilizamos el pincel para cubrir todo el papel por encima y los lados intentando cubrir sólo el papel y no la piel de alrededor.

Pintamos toda la comisura de color blanco con el maquillaje compacto (Laukrom en barra).

Difuminamos el blanco para que vaya perdiendo intensidad a medida que se aleja de el labio.

Esto realza la zona de la boca. Nosotros hemos utilizado los dedos, pero se puede hacer con pincel o con esponja.

Utilizamos un pincel de maquillaje (Dékade) para extender el maquillaje claro por el resto del rostro (Fluido LB de Stage).

El tono claro combinado con el blanco debajo dan un color enfermizo que luego vamos a acentuar.

Aplicamos maquillaje compacto violeta en la zona de la ojera (Laukrom barra violeta).

Con el dedo aplicamos toques de rojo sobre el violeta a ras de las pestañas.

Difuminamos suavemente el rojo hacia el violeta y el violeta hacia el blanco para dar más realismo.

Con la barra compacta negra (Laukrom) coloreamos toda la parte de dentro de lo que va a ser la boca del zombi.

Para difuminar utilizamos una brocha de maquillaje (Dékade) para dejar la zona uniforme y más mate.

Una vez terminado podemos repasar el borde donde no se llega con pincel con un lápiz negro blando.

Utilizamos el perfilador gris para dibujar venas irradiando de la comisura del labio.

Hemos utilizado un color gris medio, pero se puede hacer con azul marino también.

Hemos hecho venas más largas en la parte superior de la boca, y progresivamente más pequeñas hacia la parte de abajo.

Es el momento de pegar los dientes. Con un pincel ponemos látex en el labio.

Ponemos el diente en su sitio y presionamos levemente para pegar sólo la base del diente, con cuidado de no pegarnos nosotros.

Hay que escoger los dientes que mejor se ajusten a la superficie, pero intentando que sean bastante grandes.

Utilizamos la sangre en gel (Laukrom) y un pincel para los labios.

Pintamos con cuidado toda la comisura de los labios. Si manchamos un poco los dientes no pasa nada, pero no demasiado.

Con el pincel y la sangre decoramos la parte baja de la boca.

En el video se aprecia perfectamente el resultado. Como toque final solo hemos cardado un poco el pelo y puesto laca para que el aspecto sea más alocado.