Hoy os traemos como dar un masaje facial descongestivo ideal para aliviar las tensiones de la vuelta a la rutina con el trabajo, los niños, el stress….

Para empezar hay que elegir el producto con el que vamos a dar el masaje. Lo más indicado para un masaje facial es un serum hidratante o una crema para pieles sensibles de textura espesa o media.

Hemos escogido la crema para piel sensible de Dékade con Q10 y bisabolol por su textura y frescor.

Damos una capa generosa de la crema para proceder a continuación a trabajarla con el masaje.

Para descongestionar hay que trabajar las zonas de los sinus que es en las que nos vamos a concentrar

Comenzamos trabajando de arriba abajo, empezando con la frente, desde el entrecejo utilizando presión media.

Seguimos la forma de la ceja en arco hacia la parte de la sien. Desde la ceja hacemos arcos hacia arriba hasta el nacimiento del pelo. Repetimos tres o cuatro veces la zona.

Esta zona la terminamos en la sien primero hacia abajo, y terminando con un suave masaje circular en esa zona que suele acumular tensión.

Ahora pasamos a la segunda zona, empezamos en la nariz hacia la parte exterior de la cara y en horizontal una vez más para masajear los sinus. La presión debe ser media, y no fuerte.

Seguimos en horizontal por la zona de debajo del ojo hasta la patilla haciendo el arco contrario al anterior hasta el labio superior, repetimos la zona tres o cuatro veces.

Por último acabamos con la zona baja, al igual que las demás trabajamos del centro hacia afuera y por para terminar partiendo del mentón seguimos la mandíbula hacia arriba.

Con este masaje trabajamos los sinus para relajarlos y despejarlos. Además de trabajar los músculos de la cara para relajar y aliviar tensiones.

Este masaje se puede realizar como automasaje y lo recomendamos a personas con estrés, alergias, y catarros o similar ya que ayuda a encontrarse mejor. Esperamos que os guste.

× ¿Cómo puedo ayudarte?