El masaje sueco consiste en una combinación de cinco movimientos para relajar las articulaciones, mejorar el tono muscular y la circulación sanguínea de las piernas.

Primero es importante limpiar e higienizar las piernas y los pies sobre los que trabajamos.

Hemos escogido el spray higienizante acondicionador de Asuer.

Después de pulverizar una pequeña cantidad sobre la piel, la extendemos con las manos.

Deja la piel seca y preparada para el masaje.

Para facilitar el masaje y evitar tirar de la piel podemos usar un aceite, crema o loción de masaje.

Escogimos el aceite de masaje de Anadia para el masaje.

Una pequeña cantidad en la palma de la mano será suficiente para cada pierna.

El primer movimiento que vamos a realizar se llama Efleurage. Este movimiento mejora y estimula el riego sanguíneo.

Con las yemas de los dedos realizamos movimientos largos y firmes de barrido de arriba abajo y viceversa aplicando presión media.

El segundo movimiento que usamos se llama Petissage. Este movimiento estimula las terminaciones nerviosas y los músculos.

Con los nudillos y la parte plana del puño realizamos movimientos de amasado firme trabajando por secciones toda la pierna.

El tercer movimiento se llama Tapotement. Estimula la circulación y relaja los músculos.

Abriendo la mano usamos los dedos para golpear suavemente la pierna. Aconsejamos trabajar de arriba a abajo por secciones por toda la pierna.

El cuarto movimiento se llama Fricción. Eleva la temperatura corporal ayudando a relajar las articulaciones, tendones y músculos.

Con la palma de la mano realizamos movimientos circulares ascendentes trabajando del tobillo hacia arriba.

Y el quinto y último movimiento se llama Vibración. Ayuda la circulación y estimula las terminaciones nerviosas.

Colocamos una mano plana contra la pierna y la movemos enérgicamente adelante y atrás para hacer vibrar la zona.

Lo ideal es dedicar de tres a cinco minutos a cada movimiento y trabajar toda la superficie.

Solo mostramos la pantorrilla, pero se puede hacer en toda la pierna.

Esta técnica se puede usar como auto masaje, así que puedes probar a hacerlo tú misma. Si sufres de piernas cansadas hazte el masaje un par de veces por semana y verás como mejora la salud y belleza de tus piernas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?