Hoy hablaremos de cómo hacer los rizos de plancha y los rizos con cepillo térmico con el secador de mano.

¿Cuál te gusta más?

Para los rizos con plancha empezamos con la melena limpia y cepillada.

Para poder manejar mejor la cantidad de pelo primero vamos a ir haciendo particiones por capas.

Mechón por mechón vamos pasando la plancha dando medio giro y estirando hacia la punta.

En el video vereis el resultado de rizar toda la melena con la plancha.

Hemos usado esta plancha Steihart con placas cerámicas de alta duración y antiestática.

Ahora vamos a los rizos con cepillo térmico. Empezamos igual con la melena limpia y cepillada.

Volvemos a hacer particiones para ir cogiendo el pelo poco a poco.

Primero estiramos el mechón con el cepillo y el secador.

Enrollamos el pelo y damos calor.

Cambiamos la posición del cepillo y volvemos a pulir hacia abajo.

Estiramos y volvemos a enrollar el pelo en el cepillo.

Damos calor otra vez y soltamos el rizo.

Vamos repitiendo el proceso por toda la melena haciendo los rizos uno a uno.

El resultado de rizar el pelo con cepillo y secador es este que veis.

Para realizar estos rizos solo necesitas un buen secador profesional y un buen cepillo térmico.

Solamente hemos utilizado estos utensilios, no hemos usado ni laca ni ningún fijador para poder hacer bien la comparación.

Los rizos con plancha son definidos y marcados. El pelo queda brillante y el aspecto no es muy natural.

Los rizos con cepillo quedan sueltos y no demasiado marcados, pero cuentan con una apariencia y soltura natural.

Aparte de que uno sea más natural que otro, sin laca ni fijación, los rizos con plancha duran más tiempo, pero los rizos de cepillo tienen más volumen y movimiento.

Ambos tipos de rizo tienen sus ventajas y desventajas.
Ahora sólo te queda elegir el rizo que más te guste y que mejor se adapte a tu pelo y estilo personal.

Si te podemos ayudar no dudes en consultarnos.

× ¿Cómo puedo ayudarte?